Montaje

Montaje "secuestro" de menonita



Raúl Aragón Loya afirmó esta mañana que el menonita Johan Knelsen Teichroeb, quien había sido reportado como secuestrado, fingió su desaparición y que todo era parte de un montaje del barzón.

A inicios de noviembre se dijo que el menonita fue privado de la libertad, pero al parecer, de acuerdo con sus familiares y personas cercanas, esta es la cuarta vez que sucede y que todo es un teatro, además tiene muy mala fama entre la comunidad menonita y los familiares niegan haberlo mandado levantar.

Aragón Loya asegura que Knelsen depende de las órdenes de Gabino Gómez, el líder barzonista, y que “no da un solo paso sin consutarlo”, por lo que el hecho de la desaparición es un puro show montado por ambos.

Así mismo, señala Aragón que luego de entrevistar al menonita barzonista hubo muchas inconsistencias en la historia de su captura y en su video muestra momentos de la entrevista.

También entrevistó a Héctor Leyva, dueño del Centro Integral Libre de Adicciones (CILA) en Delicias, quien aseguró que no podría ser un secuestro pues ni siquiera traían armas ni traían el rostro tapado y ni eran menonitas, además que se veían que eran menos fuertes que Johan y él se metió por su voluntad al centro de rehabilitación.

Knelsen se hizo barzonista luego de caer en bancarrota, tiene sus bienes embargados y sus vecinos y familiares dicen que los barzonistas lo acabaron por completo en el ámbito económico. Además, tiene fama de embaucador, pues en una ocasión hizo pasar a su esposa por su suegra para firmar documentos en un banco.

Aragón Loya señala que Gabino Gómez está “cosechando algo muy turbio”, se puso la capa de héroe y quiere hacer mártir del Barzón al manonita y sólo quieren limpiar de alguna manera sus ataques a menonitas y la familia LeBaron.

Y lo único que les importa es obtener dinero de organizaciones internacionales y atención de éstas.

Otra que comparte la mentira es Luz Estela Castro quien “tiene todos los hilos en la mano” de la Fiscalía, para que la investigación no llegue a ningún lado.