Podrían desmantelar el avión presidencial

Podrían desmantelar el avión presidencial



AGENCIAS

CALIFORNIA.- De concretarse la venta del avión presidencial TP01, el futuro comprador sería el tercer usuario y adquiriría una aeronave con casi 10 años de antigüedad, que se usó para vuelos experimentales antes de llegar a la Fuerza Aérea Mexicana.

La aeronave salió del país y llegó ayer mismo a una sala de la empresa Boeing en California, Estados Unidos, donde según información oficial, podría ser desmantelada para que se utilice en vuelos comerciales.

Al respecto, el vocero del Gobierno de México, Jesús Ramírez Cuevas, dijo a 24 HORAS, que se trasladó a esa nación para buscar las mejores condiciones de venta y atraer la mayor cantidad de potenciales compradores.

Sin embargo, el avión –bautizado como José María Morelos y Pavón– se tendría que vender como aeronave outlet o de segunda mano, debido a que antes de integrarse al Estado Mayor Presidencial formó parte de la flota de vuelos experimentales de Boeing para el modelo 787-8 Dreamliner.

Prototipo con récord mundial

De acuerdo a los registros aeronáuticos oficiales, revisados por este diario, la flota de prototipos del Dreamliner estuvo integrada por seis aeronaves, de esas, tres fueron donadas a museos; una fue desmantelada; otra sigue en vuelos experimentales y el único activo era el TP01.

En su etapa como ejemplar original, el avión presidencial tenía la denominación ZA006 y la matricula N787ZA; fue fabricado en 2009 y el 4 de octubre de 2010 se estrenó como prototipo del modelo Dreamliner.

Incluso, como aeronave experimental de Boeing, el TP01 rompió un récord mundial al dar una vuelta al mundo en 42 horas y 17 minutos.

Según los registros oficiales, despegó de Washington en el aeropuerto Boeing Field, recorrió 19 mil 144 kilómetros hasta Dacca, capital de Bangladesh. Con una escala de dos horas, regresó a su punto de partida.

En ese vuelo viajaron seis pilotos, seis empleados de Boeing y un observador de la Asociación Nacional de Aeronáutica de Estados Unidos, quien certificó que el TP01 rompió el récord de mayor tiempo en el aire, que antes le correspondía a un Airbus.

Después de que se entregó al Gobierno mexicano en 2015, el avión presidencial fue adecuado y su primer vuelo al servicio del Estado fue en febrero de 2016.

Respecto a los restantes cinco prototipos de la flota experimental, el primero fue donado al aeropuerto de Nagoya, Japón, para su exhibición; el segundo fue donado al museo Pima Air and Space en Arizona; el tercer prototipo se cedió al Museum of Flight en Seattle.

A su vez, el cuarto se denominó ecodemostrador y todavía realiza vuelos experimentales, con pruebas de biocombustible. El prototipo cinco fue desmantelado por diversos problemas.

Atractivo, que sea el único en funciones

Sobre el tema, el vocero del Gobierno de México dijo a este diario que podría ser más atractivo para su venta el que sea el único avión en funciones de esa flota de prototipos y más porque se encuentra en óptimas condiciones debido al mantenimiento que le dio la Fuerza Aérea Mexicana.

“Por las características del avión se vuelve atractivo, digamos que a menor oferta habrá un mejor precio (…) vamos a buscar el mejor plan para beneficios de los mexicanos”.

Sobre el hangar que se construyó aseguró que ya no dará servicio a funcionarios y al Presidente, sino, que pasará a las Fuerzas Armadas.