YA ESTÁ SEPARADA

YA ESTÁ SEPARADA



CDMX.- La ruptura entre Claudia Lizaldi y Eamonn Sean Kneeland es definitiva y sin embargo, se lleva perfecto con él, según contó en exclusiva la conductora a Quién. Es más, siguen siendo socios y son muy cercanos por el bienestar de los dos hijos que tienen en común, Ian y Ella.

“Sé que la vida cambia, que las condiciones cambian, pero también me conozco y sé que Eamonn, si bien es cierto que para siempre va a ser el papá de mis hijos y que está en mi corazón con cosas muy bellas que sucedieron, también sé que hacia futuro yo ya no lo voy a poder ver como pareja', dijo Lizaldi. Sobre el divorcio, la conductora dijo: “Ha sido un proceso que podría haber sido muy difícil y se ha convertido en algo muy fácil, hasta divertido porque es mi personalidad verle el lado bueno a las cosas. Hemos procurado que Iam y Elah no tengan que decidir y que en un futuro no entren en estas dinámicas de mi mamá y mi papá no se llevan bien, hablan mal el uno del otro. No entrar en eso sino en otro concepto de familia, como en una reinvención”.

Aunque no confirmó que su ex le haya sido infiel, Lizaldi dejó entrever que su ex marido le hizo algo que desató el divorcio, y aún así, ni lo odia ni mucho menos.

“El referente siempre es me divorcio, me llevo fatal. Me hizo, entonces yo lo odio. Y pues en mi caso fue igual, pero no me siento así; me siento empoderada, tranquila, en paz. Cuando perdonas y sigues y agradeces, estás bien y eso es obvio. Ni lo tengo que decir”, dijo.

Claudia dice que si bien el divorcio ha representado un cambio grande para sus hijos, estos no lo han resentido.

“Son cambios pero los están viviendo desde una alegría de: tengo casa en Tulum, tengo casa en México y esa casa que rentamos sigue. Estoy por construir la nuestra de mis hijos y mía. Somos los tres mosqueteros, pero saben que van a ver a papá.

Eamon y yo somos socios en negocios y seguimos con esa sociedad porque somos esas personas con esa madurez”, añadió.