<b> LLEGAN LOS REFUERZOS A CUAUHTÉMOC<br> <br> BORRAN A <i>CHANO DUARTE</i><br> <br>
STEFANY, NO PUDO O NO LA DEJARON<br> <br> LA MENTA-DA: AMLO, OFICIALIZA SU DICTADURA</b>

LLEGAN LOS REFUERZOS A CUAUHTÉMOC

BORRAN A CHANO DUARTE

STEFANY, NO PUDO O NO LA DEJARON

LA MENTA-DA: AMLO, OFICIALIZA SU DICTADURA



PUES ya llegaron a Cuauhtémoc, los elementos la Secretaría de la Defensa Nacional y agentes de la Policía Federal, para asumir la seguridad pública del municipio, sin que hasta ahora se conozca el destino del anterior mando único que encabeza la Comisión Estatal de Seguridad Pública, es decir, se unen o se van.

Por lo pronto arribaron para cubrir esa región 300 militares y 150 policías federales, con lo que se pretende garantizar la seguridad, y por el otro lado hacer frente a las organizaciones del crimen organizado que operan en esa zona.

Veremos cómo opera la Guardia Nacional, con los primeros elementos y el primer municipio en donde llegan estos refuerzos.

:::::

POR CIERTO que por votación unánime del los integrantes del cabildo del Municipio de Cuauhtémoc, eliminó el nombre de Chano Duarte de unas de sus calles de la zona centro.

El parralense Chano Duarte, es el padre del ex gobernador César Duarte Jáquez, lo que suponemos consideraron razón suficiente para cambiarle el nombre a la calle.

Chano Duarte fue muy conocido en la región de Parral, pues junto con Eloy Morales, formaron por muchos años, parte de las tiras cómicas o cartones de los periódicos impresos El Sol de Parral, el Monitor y El Heraldo de Chihuahua.

Los personajes fueron creados por 8ª. Así se firmaba el caricaturista. En Cuauhtémoc ahora la calle de Nacho Duarte, llevará el nombre de Moisés Jaramillo Castillo, un longevo activista campesino de la región.

:::::

LA SEXTO modificación en el gabinete del gobernador, Javier Corral Jurado, se suscitó ayer, cuando anunció la salida de la Secretaria de la Función Pública, Stefany Olmos.

Dicho por el gobernador Corral, la secretaria presentó su renuncia por razones que tienen que ver con desarrollo personal y que son más importantes de los que hasta ahora, desarrollaba en el gobierno estatal.

Desde luego que la explicación no solicitada a Corral sonó más que hueca, pues para todos quedó claro que la comunicadora no pudo o no la dejaron dar el ancho.

Hay que recordar algunos hierro, como la exhibición de la cadena de corrupción que realizó en la Universidad Nacional de México, en donde citó que ni siquiera estaban o están bajo proceso y mucho menos sentenciados.

No pudo con ningún pez grande, de hecho ni chico, pese a que el año pasado dio a conocer que tenía 52 expedientes abiertos en contra de ex funcionarios de la administración de César Duarte.

Tal vez lo peor de todo, es que no investigó o proceso o no la dejaron, varios casos de corrupción como los que públicamente se señalaron, como lo son los negocios del ex coordinador de Comunicación Social, Antonio Pinedo y familia, el caso de Mario Mata en la Junta Municipal de Aguas y otros casos de nepotismo en el que ella misma fue señalada. Por lo pronto quien se encargará del despacho de la secretaria, es Yadira Alanís, quien ya estaba integrada a la Función Pública.

LA MENTA-DA

Si en la próxima elección federal la del 2021, en donde también se renovarán 11 gubernaturas, aparece el Presidente López Obrador en las boletas con su tema-consulta de revocación de mandato, sería un suicidio político para partidos los partidos políticos y sus candidatos, claro, fuera de los de Morena.

Significa además, un atentado a la democracia y lo que añora el sistema, llegar a una dictadura, con o sin AMLO.

López Obrador en la boleta es garantía de triunfo para los que añoran a la doctrina de Marx, aunque históricamente han fracasado como en Alemania, China, la propia ex URSS, pero ahora en el mundo tienen el poder y el dinero.

Si en realidad AMLO no buscará la reelección, como lo ha dicho evocando a Madero, el apóstol de la democracia, para qué colocarse en la misma elección, desde luego que sabemos que es para capturar todas las posiciones que están en manos de la oposición.

López Obrador que ahora es sistema con todo el poder y dinero que está concentrando, solo debe salir de la boleta electoral y llamar a una consulta pública, tipo la del nuevo aeropuerto de la CDMX y la va a ganar, pues las mañas, procedimientos y conteos, van a ser exactamente como las de su partido de origen, el PRI.