Se interna en psiquiátrico

Se interna en psiquiátrico



CALIFORNIA.- Britney Spears fue internada en un hospital psiquiátrico, según reveló TMZ este miércoles. De acuerdo con el portal de noticias, la causa sería la angustia que le ha generado a la cantante el delicado estado de salud de su padre.

“Jamie Spears, ha tenido 2 cirugías para corregir problemas importantes con sus intestinos y colon. La segunda intervención fue reciente pero ha estado sufriendo complicaciones.

Los problemas del padre de la cantante comenzaron a fines del año pasado después de que su colon se rompiera espontáneamente”, manifestó TMZ sobre el supuesto ingreso de Britney Spears a un hospital psiquiátrico.

Aparentemente Britney Spears está en el hospital psiquiátrico desde hace una semana, y recibiría un tratamiento de 30 días.

A inicios de este año Britney Spears anunció a sus fans que postergaría su nueva residencia en Las Vegas, el show “Britney: Domination” ya que su padre, Jamie Spears, estaba gravemente enfermo. “Hace un par de meses, mi padre ingresó en el hospital y estuvo a punto de morir”, comentó la cantante en ese momento.

Estamos muy agradecidos de que sobreviviera, pero todavía tiene un largo camino por delante. He tomado la difícil decisión de centrar todas mis energías en mi familia. Espero que lo entiendan.

Más tarde se supo que su progenitor estuvo al borde de la muerte por una perforación en su colon. Todo lo ocurrido ha impactado fuertemente a la princesa del pop, muy cercana a su padre, y por ello ha optado por someterse a un tratamiento en un hospital psiquiátrico.

La información se suma a un reciente mensaje publicado en sus redes sociales, donde declara que todos necesitan tomarse un tiempo para sí mismos.

Para Britney Spears, su padre es un pilar fundamental en su vida personal y profesional.

La misma cantante ha expresado frases como “mi padre me ha salvado la vida”, como declaró en septiembre de 2008 al diario británico The Daily Star, luego de la polémica crisis que sufrió y que la llevó a caer en las drogas, a raparse, y perder la custodia de sus hijos.

Probablemente no estaría aquí si no fuese por él. Yo no siempre he sido una buena hija, pero él renunció a su trabajo y a su vida para cuidarme durante una época en la que no estaba segura de si quería seguir viviendo. Le debo mi vida.