Federales no repelieron agresión; guardan armas en cajuela

0
447

ALDAMA CHIH.- El Inspector Mónico Lioda y el Suboficial Alejandro Cesario Cesarín, que fueron privados de la vida en la carretera que conduce de Aldama a Ojinaga, no respondieron a la agresión del pasado 13 de enero, toda vez que los elementos adscritos a la Policía Federal, tenían sus armas guardadas en la cajuela de su vehículo oficial.

Los agentes de seguridad se encontraban circulando sobre la carretera antes mencionada, en uno de los recorridos de rutina que realizan por las carreteras del estado, sin embargo, al detener a un conductor, fue que decidieron abrir fuego en contra de los dos agentes, quienes murieron en el lugar de los hechos.

Las armas largas que portaban los elementos de seguridad, se encontraban resguardadas en la cajuela del vehículo, por lo cual no lograron repeler la agresión y en cambio intentaron huir pero fueron alcanzados por las balas de los delincuentes quienes detonaron por lo menos 15 balas en contra de los agentes.

Según los informes que mantiene la Fiscalía General del Estado, dentro de las labores de inteligencia, se ha documentado la presencia del Cartel de Juárez en esa zona del estado, en un radio que va de Ojinaga, pasa por Coyame y llega hasta el municipio de Aldama, bajo la instrucción de “El Menchaca”.